Vacúnate contra la influenza estacional y protégete de las enfermedades respiratorias

El virus de la influenza es la causa más frecuente de enfermedad respiratoria aguda en la población, inicia con un resfriado que si no se trata adecuadamente con el paso del tiempo puede convertirse en una compleja infección respiratoria, para que esto no pase, lo invitamos a que tome medidas preventivas y esté alerta ante los signos de alarma.
 
Población Prioritaria:
La vacuna contra la influenza estacional debe ser aplicada a la población en general, teniendo mayor prioridad:
  • Niños y niñas de 6 a 23 meses.
  • Gestantes a partir de la semana 14.
  • Adultos de 60 años en adelante.
  • Población de riesgo con enfermedad pulmonar obstructiva crónica-EPOC, asma, bronquitis crónica, enfisema, fibrosis pulmonar, sarcoidosis, asbestosis, aspergiloma, aspergilosis aspergilosis aguda invasiva, atelectasia, neumonía eosinofílica, cáncer pulmonar, cáncer metastásico al pulmón, neumonía necrosante, derrame pleural, neumoconiosis, neumocistosis, neumonía, neumonía en usuario inmunodeficiente, neumotórax, actinomicosis pulmonar, proteinosis alveolar pulmonar, carbuncosis pulmonar, malformación arteriovenosa pulmonar, edema pulmonar, émbolo pulmonar, histiocitosis pulmonar, (granuloma eosinofílico), hipertensión pulmonar, nocardiosis pulmonar, tuberculosis pulmonar, enfermedad veno-oclusiva pulmonar , enfermedad pulmonar reumatoidea.
  • Obesidad mórbida.
  • Inmunocomprometido: es aquel que, por su enfermedad de base (HIV, cáncer, enfermedades renales o hepáticas crónicas) o por el uso prolongado de medicamentos inmunosupresores (esteroides, quimioterapia; trasplantados) tiene alterado uno o algunos mecanismos inmunes, fenómeno que lo hace susceptible a infecciones oportunistas. Se vacunará a todo usuario cuyo médico confirme el diagnóstico.
  • Diabetes Mellitus, insulinodependiente, cardiópata, nefrópata, neurópata, etc.
  • La cardiopatía congénita, reumática e isquémica.

Tenga en cuenta los siguientes signos de alarma:
  • Fiebre repentina.
  • Dolor en la garganta.
  • Cefalea.
  • Dolores musculares.
  • Escalofríos.
  • Anorexia.
  • Fatiga extrema acompañada de tos en las siguientes 24 horas.
Es muy importante que padres, madres, acudientes y cuidadores de niños, niñas y adultos mayores reconozcan los signos de alarma que indican cuándo un resfriado común deja de ser una enfermedad leve y se convierte en una enfermedad que puede tener complicaciones. Ante éstas es necesario actuar de inmediato y consultar a su Centro Integral de Servicios de Salud
 
Sin votos (todavía)